¡Estoy muy agotada emocionalmente por mi trabajo! ¿que tengo?


Estoy muy cansada, no del cuerpo, sino de la mente… no quiero ir más a trabajar. Mi jefe es insoportable y los dolores de cabeza y el insomnio ya no los aguanto….
Jessica. Ejecutiva financiera 33 años.



A mi consulta han llegado personas (a las cuales agradezco enormemente su confianza y de las cuales he aprendido mucho) con agotamiento nervioso, o neurastenia, que ahora es común diagnosticar con el nombre de Burn out, siempre y cuando sus síntomas estén relacionados con el trabajo o actividad laboral. 

Normalmente quien llega a padecer este síndrome, que enseguida mencionare sus características principales, es una persona que aprecia mucho su imagen y desea ser un excelente profesional. Son personalidades muy valiosas pues no saben hacer las cosas a medias ni de baja calidad. Sin embargo ese perfeccionismo les lleva a estar en constante presión y tensión mental.

Quienes han padecido agotamiento nervioso o Burn out, normalmente refieren las siguientes características físicas, emocionales y ambientales: 

Cansancio generalizado, que no desaparece al descansar
Dolores de cabeza intensos
Incapacidad de sentir placer o alegrarse con los acontecimientos que antes les daban placer.
Se sienten constantemente estresados, como si nunca les alcanzara el tiempo para lo que quieren hacer.
Insomnio
Mareos
Problemas en la piel
Mala relación con los compañeros y/o jefe
Ambiente laboral inadecuado tal vez acompañado de  una remuneración económica que se considera por el mismo individuo como insuficiente.
Estar en el trabajo más de ocho horas al día y con excesivas responsabilidades
Se vuelven indiferentes a lo que pasa en su trabajo, como si no les importara. Pero en realidad si les importa.
Sienten estar como en una cueva oscura o túnel negro


Generalmente el Burn out se presenta en las profesiones que tienen alto contacto con las personas, (médicos, psicólogos, educadores…) sin embargo también suele estar presente en otras profesiones.

Sea cual sean los síntomas, no es responsabilidad sólo del individuo, sino mucho del ambiente generado en las empresas, donde se exige cada vez más a los empleados, haciéndoles creer y sentir que por la paga que reciben deben estar disponibles más de doce horas al día. Actualmente se considera que hay una epidemia de Burn out en el mundo laboral.

Enseguida enuncio algunas de las características similares que suelen tener las personas que a mi consulta llegan con burn out:


  • Perfeccionismo
  • Alto aprecio a su  imagen personal frente a los demás.
  • Ponderación alta de lo laboral frente a las demás áreas de la vida
  • Refugiarse en el trabajo para no ver disfunciones en la pareja, la familia u otras áreas importantes
  • Miedo muy alto al “fracaso”

En muchas ocasiones han llegado a mi consulta personas que han sido medicadas para aminorar la intensidad de los síntomas físicos, sin embargo nunca tuvieron el apoyo psicológico para analizar qué les sucedía a nivel emocional.
Medicar a un individuo puede reducir o hasta eliminar los síntomas pero nunca hará la labor psicológica interna de entenderse y resignificar su propia vida, para crecer como persona. Lo cual puede llevar a sufrir en el futuro nuevas crisis del mismo tipo.



Ayuda muchísimo trabajar en terapia individual o grupal los siguientes aspectos:
1. Explorar sus creencias y sentimientos acerca de la perfección
2. Desmenuzar las vivencias relacionadas con la búsqueda de la perfección
3. Hablar y reflexionar acerca de los aspectos que lo hacen valioso ante sus propios ojos
4. Tomar claridad de sus fortalezas y puntos débiles
5. Ir teniendo claro sus puntos ciegos, que el terapeuta le puede ayudar a ver en el transcurso del trabajo psicológico.
6. Tomar las cosas con más distancia
7. Establecer objetivos realistas y Planificar el tiempo
8. Buscar el equilibrio entre lo laboral y lo personal (retomar ejercicio, hobbies, actividades familiares)
9. Darse la oportunidad de fallar y no por ello sentirse tremendamente mal
10. Lograr verse como un individuo falible y con dignidad por el hecho simple de ser Ser Humano
11. Trabajar con su autoestima, con los estándares tan altos que se pone a sí mismo y lo llevan a auto exigirse mucho.
12. Reflexionar sobre su necesidad de querer complacer a todo el mundo.
13. Darse cuenta que ha hecho lo mejor que ha podido con los recurso que ha tenido.
14. Reflexionar las conductas aprendidas desde pequeño en donde se era valioso ante los padres por los logros, y si no había logros no se era valioso.
15. También ya al final de la terapia revalorar si quiere seguir su vida profesional en el tipo de empresa donde se le ve como un número nada más. Dando su fuerza laboral a costa de lo que sea incluso su salud física o mental.



El capitalismo desmedido y a ultranza es un semillero de Burn out, pues antes que el ser humano está la productividad.

El trabajo psicológico después de un evento discapacitante como el Burn out es muy enriquecedor. Si el paciente está en la disposición de explorarse y también si recibe la atención adecuada de un profesional de la salud mental, que no solo le medique para bajar los síntomas.

Espero que esta información sea de utilidad y si es así la puedas compartir. Un saludo cordial.

Ramona Verónica Villeda 
Pedagoga y Psicoterapeuta
v_villeda@hotmail.com
villedasalinas@gmail.com

Adicción a conversar en linea: Sindrome del Túnel Carpiano

En la actualidad, tanto jóvenes como adultos, hemos perdido la bonita costumbre de conversar con las demás personas de frente, viéndonos a la cara y tomándonos un tiempo para convivir. Ahora la mayoría de las conversaciones, ya sean discusiones o platicas, se llevan acabo utilizando la tecnología; lo cual nos aparta de las expresiones faciales, movimiento corporal y empatía con las demás personas, al ser la conversación en linea, una manera mas practica, pero al mismo tiempo, mas fría de interactuar con los demás, pudiendo generar una adicción a dichos medios de comunicación actuales.




La principal enfermedad que pueden sufrir las personas adictas al chat y a conversar en linea con otras personas, es el Síndrome de Túnel Carpiano. 


Es una enfermedad que ocurre cuando el nervio que va desde el antebrazo hasta la mano, se presiona o atrapa dentro del túnel carpiano, a nivel de la muñeca, causando entumecimiento, dolor, hormigueo y debilidad en la mano afectada.


Algunas personas que presentan este problema nacieron con un túnel carpiano pequeño.

El síndrome del túnel carpiano también puede ser causado por hacer el mismo movimiento de la mano y la muñeca una y otra vez. El uso de herramientas manuales que vibren también puede llevar a este síndrome. Ocurre casi siempre en personas de 30 a 60 años de edad y es más común en los hombres que en las mujeres.

La liberación del túnel carpiano es un procedimiento quirúrgico en el que se corta el ligamento que está ejerciendo presión sobre el nervio. La cirugía es efectiva la mayoría de las veces, pero depende de cuánto tiempo se ha presentado la compresión del nervio y de su gravedad. 

De igual manera esta adicción a las conversaciones en linea puede traer otros daños al cuerpo en general, entre los principales:

Problemas mentales: la tecnología usada en exceso trae importantes consecuencias para la salud. Muchas personas presentan enfermedades como la depresión, el aislamiento social, la ansiedad, la perdida del placer y el disfrute de actividades diarias, entre otros problemas psicológicos.




Sobrepeso y obesidad: Un reciente estudio confirmo que las personas que pasan tanto tiempo frente a la computadora o televisor, son mas proclives al sedentarismo, y por ende, a padecer sobrepeso y obesidad, enfermedades que derivan en otro problemas como enfermedades en el sistema circulatorio, diabetes, entre otros.




Daños irreparables al sistema nervioso: Abusar de la tecnología puede causar daños irreversibles en el sistema nervioso central, ya que los campos electromagnéticos que estas emiten provocan enfermedades relacionadas con éste como vértigo, fatiga, trastornos del sueño, perdida de memoria y desarrollo de tumores cerebrales.




Enfermedades oculares: Permanecer mirando por horas las pantallas de un computador o televisor puede traer también problemas en los ojos. Los mas comunes son re sequedad, tensión ocular, etc. La recomendación es realizar pausas activas para relajar los ojos de la exposición a estos elementos.




Gracias a la tecnología se han tenido avances importantes para la medicina, ingeniería, aeronáutica, energía y muchas otras ciencias; es verdad que como civilización busquemos desarrollo y crecimiento en todos los ámbitos de la vida, y si no existiera la tecnología no tendríamos soluciones a muchas problemáticas, ni tendríamos las comodidades que tenemos ahora.

Sin embargo es importante reflexionar que no debemos dejar de lado las costumbres sanas que vienen de generaciones atrás, desde nuestros abuelos o bisabuelos, donde convivir con la familia al menos una vez a la semana era una regla, donde buscar a nuestras amistades de manera presencial y conversar en el parque de la esquina o fuera de nuestra casa era un placer o donde los niños jugaban todas las tardes a la pelota, al avión o brincando la cuerda.

Retomemos esas tradiciones y actividades y tratemos de utilizar la tecnología solamente para cuando de verdad nos haga falta. 

Te invito a que guardes tu celular o tu computadora y te pongas como meta utilizarlos, de principio, solo una vez al día durante un tiempo reglamentado, para responder todos aquellos mensajes o llamadas pendientes, y posteriormente lo vuelvas a guardar hasta el otro día. Poco a poco se volverá una costumbre y tu vida podría volverse mucho mas sana con este sencillo paso. 

Saludos!





Gracias por visitar nuestro blog "Ayuda Psicológica en Linea". Recuerda que estaré publicando artículos e información sobre Trastornos de la alimentación y Psicología Juvenil, para ayudarte e informarte.


Puedes contactarme vía correo electrónico: pamdguez@gmail.com o escribe tus comentarios y con gusto te atenderemos.

Mobbing o acoso laboral, como afrontarlo?


En la sociedad moderna, la competitividad y la adaptación a continuos cambios es una constante en las empresas y esto se traduce en relaciones impersonales y estresantes, entre empleados, compañeros de trabajo y jefes. Este tipo de relaciones llevan a afectar a algunas personas de forma importante lo que podría traducirse en enfermedades psicosomáticas o trastornos psicológicos.

Actualmente se habla del Acoso laboral o Mobbing que según“Según Luna (2003), la palabra acoso presenta la misma raíz que acuso. El término "accusatio", del latín causam, remite a las "acusaciones" cuyo papel es central en los comportamientos de “mobbing”. Así, el hostigamiento o acoso laboral ha sido definido por diferentes autores como el abuso emocional y las conductas agresivas y hostiles que se ejercen de manera constante entre compañeros de trabajo y/o entre superiores y subordinados, acompañadas de comunicaciones negativas y poco éticas. El hostigamiento laboral se dirige de manera sistemática desde uno o varios individuos hacia un individuo solitario que debido al ataque se ve empujado a una defensa inútil de la posición que tiene frente a la continua agresión (Einarsen, 2000; Leymann, 1996; Zapf y Einarsen, 2001; Hirigoyen, 2001; Piñuel, 2001).




El acoso laboral (mobbing) según lo refieren varios autores que han estudiado el tema es difícil de identificar en algunos casos porque en la relaciones de poder, el Jefe está avalado por otros para ejercer conductas de presión o de hostigamiento a sus subalternos respaldado en el cumplimiento de una tarea que le ha sido encomendada por la empresa.   De igual manera, basados en esta premisa muchos de los colaboradores asumen que las conductas agresivas de este actor son parte de su rol.           

En el Mobbing o acoso laboral existen dos actores: el acosador o acosadores (Jefe o compañeros de trabajo) y el acosado (subalterno, compañero o jefe), cada uno cumple con el papel y en muchas casos buscan satisfacer algunas necesidades psicológicas.


Características del acosador:

El acosador puede ser el jefe o  los compañeros de trabajo, estas personas posiblemente podrían presentar tendencias psicopatológicas o personalidades  mórbidas o premórbidas. Como se menciona en el  artículo publicado en el portal Acoso laboral de Uruguay, el acosador puede presentar rasgos de personalidad narcisistas o paranoides, y utiliza el espacio laboral para expresar sus tendencias agresivas y antisociales.

En algunos casos el acosador puede presentar una baja autoestima y requiere reafirmarse a través del temor que inspira en las otras personas. También puede darse el caso contrario y es una persona que se considera el centro del mundo y que es incapaz de ponerse en los zapatos del otro.


Características de las personas que sufren acoso laboral:

Cualquier persona puede enfrentarse a una situación de acoso laboral. Se habla de actores que están en  los extremos desde aquel que por su carisma, creatividad o éxito es centro de atención de otros hasta aquel que se muestra vulnerable y débil. Los dos podrían estar buscando reafirmar su personalidad.


Consecuencias del acoso laboral

La angustia del acoso laboral  puede ocasionar problemas de salud físicos como enfermedades gastrointestinales, enfermedades cardiovasculares entre otros. Sin embargo el impacto mayor está en el aspecto psicológico y puede ocasionar los siguientes problemas:

  • Deterioro de la confianza en sí misma y  como consecuencia se siente poco capaz para tomar decisiones y comete errores que confirman lo que otros dicen de él.
  • Problemas de insomnio lo que afecta su capacidad de atención en concentración en el trabajo.
  • Depresión manifestada en baja energía para enfrentar los retos diarios y actitud negativa ante la vida.
  • Deterioro en la relaciones con sus familiares o amigos, presentando conductas agresivas y baja tolerancia.
  • La ansiedad la cual conlleva a enfermedades psicosomáticas.
  • Insatisfacción en su vida laboral ocasionada por este tipo de relaciones.

Conductas a seguir ante el acoso laboral:

  • Búsqueda de apoyo en la familia o amigos cercanos
  • Crear redes de apoyo dentro de la empresa con los compañeros de trabajo.
  • Realizar ejercicios de relajación  durante el día
  • Buscar un momento de calma con el jefe o compañeros para expresar de forma asertiva  lo que  está ocurriendo, esto en ocasiones lleva a los otros a reflexionar sobre sus actuaciones.
  • Hacer un listado de ventajas y desventajas de conservar ese trabajo
  • Realizar rutinas diarias de ejercicio físico.
  • Asistir a reuniones sociales en donde no estén involucradas personas relacionadas con su trabajo
  • Reflexionar sobre las razones por las cuales  mantiene ésta relación nociva a nivel laboral, en lugar de buscar soluciones definitivas al problema que beneficien su salud mental y física.
  • En algunos casos se requiere recurrir al aspecto legal y buscar ayuda jurídica.
  • Solicitar ayuda psicológica es una alternativa para entender la situación que está enfrentando.

Referencias


Gracias por visitar nuestro blog "Ayuda Psicológica en Linea". Recuerda que estaré publicando artículos e información sobre Bienestar Emocional

Puedes contactarme vía correo electrónico: gloriatroyaortiz@gmail.com

Psic. Gloria Jeaneth Troya Ortiz/ Psicóloga Clínica/Bogotá, Colombia

Celular: +57-3138960429


¿Neurótico yo?...eso es un problema de las personas enojonas, violentas…yo no! SEGUNDA PARTE



En esta segunda entrega de Neurosis queremos complementar lo que leíste en la anterior, si consideras que tienes conductas neuróticas y el artículo anterior te ha interesado; en éste te mostraremos algunas cosas útiles para trabajar con las conductas neuróticas. Partimos de la premisa que todos los humanos tenemos conductas neuróticas, en mayor o menor medida.


La Neurosis es un problema de salud pública que no ha sido atendido de manera masiva, cada vez son más las personas que viven con neurosis y han sido, desde hace décadas, los grupos de Autoayuda los que han trabajado en este ámbito no así las instituciones públicas.

El primer paso recomendado es aceptar la Neurosis como una enfermedad y además aceptar que uno la tiene. Ese paso es indispensable junto con el de Derrotarse y pedir al Ser superior en el que cada quien cree que le devuelva la salud. Esto es parte de la metodología de los grupos de Neuróticos Anónimos y en general en los grupos que trabajan con la metodología de los 12 pasos de Alcohólicos Anónimos.

Si estas más de lado de no etiquetarte, diciendo “Soy Neurótico”, te sugerimos que Aceptes que tienes conductas neuróticas.

Como las Neurosis tienen un origen remoto en el tiempo (aquello que te dañó en la infancia  y además un origen actual (todos los eventos estresores que en la época actual realimentan la neurosis), es muy importante el trabajo en ésas dos líneas. Te damos los siguientes puntos para que los reflexiones y veas su utilidad en tu vida.

  1. Tener un espacio seguro donde tratar tus conflictos emocionales (terapia grupal, individual, consejería, coaching, grupo de auto apoyo, etc.) asistiendo y participando activamente.
  2. Llevar una autobiografía, escribiéndola desde los primeros años de vida e incluso desde el noviazgo de tus padres y el embarazo. Aquí resulta muy interesante dividir en dos columnas cada año de vida, poniendo en una los hechos relevantes y del otro la interpretación que diste a esos hechos.
  3. Todas tus reflexiones acerca de tus escritos autobiográficos háblalos en tu grupo o terapia.
  4. Ve buscando el hilo conductor entre lo que te pasó en la infancia y la forma de actuar que tienes hoy.
  5. Detecta, analiza y escribe las creencias que se fueron formando en tu vida a raíz de tus vivencias, por ejemplo si de pequeño veías que el dinero era fácil de obtener por tu padre y madre, allí te formaste una creencia acerca de la obtención del dinero, trata de redactarla. Si en tu familia se veía mal que alguien se enfermara, allí seguro se formó otra creencia acerca de la salud y la enfermedad.
  6. Las tres siguientes variables te pueden servir de guía en la revisión de tu vida año por año: Salud, Dinero y Amor. Analiza cómo estaba la Salud, el Dinero y el Amor en ti y en tú familia.
  7. Realiza de manera diaria, breves sesiones de respiración consciente, es decir durante diez minutos dos veces al día siéntante a contemplar como el aire entra y sale de tu cuerpo, sólo eso, si necesitas pensar en algo, piensa en el número 1 de color verde. Solo eso, aquieta el cuerpo y la mente así.
  8. Si puedes hacer ejercicio más intenso como correr, nadar o largas caminatas házlo, te será de gran beneficio incorporarlo a tu rutina diaria y de por vida. Si sabes meditación, yoga, Tai Chi, o cualquier herramienta que aumente tu conciencia corporal también son muy útiles.
  9. Cuando experimentes un evento que te haga perder el equilibrio, piensa que todo pasa en la vida y esto también pasará.
  10. Imagina que de tu nuca sale tu otro yo, otra cabeza imaginaria que desde arriba observa lo que haces desde que te levantas hasta que te duermes y esa cabeza te informa lo que ve de ti, pero SIN juicios de valor, solo observaciones. Es decir no puede decirte que haces bien o que haces mal ante alguna actividad, sólo te informa.
  11. Estando dominado por la ira, la tristeza o algún sentimiento muy intenso, aléjate, serénate, respira conscientemente y obsérvate.
  12. Si tienes algún ser superior o espiritual con quien hables, pídele que te devuelva el equilibrio.

Espero te haya sido útil la lectura de este artículo, si te ha servido compártelo.

Verónica Villeda
Pedagoga y psicoterapeuta
v_villeda@hotmail.com
@veronicavilleda

¿Qué hago si mi círculo de amigos consume drogas?

“Empecé a consumirla en una fiesta, tras un desafío de un ‘buen’ amigo que dijo que yo era demasiado gallina para fumar mota y beberme un litro de cerveza. Yo tenía catorce años en aquel entonces. Después de 7 años de consumir drogas y beber, me encontré a mí mismo al final del camino siendo adicto. Ya no consumía más para sentir euforia, sólo consumía para sentir alguna apariencia de normalidad. Entonces empecé a tener sentimientos negativos sobre mí mismo y mis propias habilidades. Odiaba la paranoia. Odiaba que me miraran por encima del hombro todo el tiempo. Realmente odiaba no confiar en mis amigos.

Me volví tan paranoico que aparté de mi vida a todos y me encontré a mí mismo en un terrible lugar en donde nadie quiere estar: yo estaba solo. Me levantaba por la mañana, tomaba drogas y continuaba tomándolas durante el día”. —Paul

Muchas de las veces, nuestro sentido de pertenencia provoca que adoptemos cierto tipo de conductas, con la finalidad de querer formar parte de un grupo, comunidad o círculo de personas. En este artículo abordaremos algunos puntos que debemos de tener en cuenta antes de tomar la decisión de consumir drogas, y con ello sentirnos incluidos en nuestro círculo de amigos.


Es bien cierto que cada persona es responsable de sus actos, y cada quien es capaz de decidir por sí sola lo que hace y lo que no hace, y  muchas veces actuamos de tal forma para encajar en un grupo de personas, y sin pensar que para toda acción corresponde una reacción, es decir, no nos detenemos a pensar en las consecuencias de nuestros actos.

Las personas por naturaleza desarrollamos una actitud consciente con respecto a otras personas, con las que nos vemos reflejados por identificarnos con sus valores y costumbres. De tal modo que, la persona está dispuesta a defender su grupo y manifestar su inclusión.

Primero que nada debemos de tener en cuenta que una persona que consume drogas, no forzosamente tiene que ser una persona mala que no merezca nuestra amistad, pero hay que tener cuidado si esa persona insiste en darnos a probar de su droga, pues eso quiere decir que no es tan amigo como pensamos.


Ahora bien, si vemos que la mayoría de las personas que conforman nuestro círculo de amigos consumen drogas, y de cierto modo nosotros nos sentimos excluidos e incomodos porque no llevamos a cabo esa práctica, debemos ser conscientes y no dejarnos llevar por nada ni por nadie, puesto que si son personas que en verdad aprecian nuestra amistad, seguramente no hay razón para probar la droga, sino al contrario; y si alguien valora nuestra amistad será por lo que somos y no por lo que pretendemos ser.

De cualquier forma, nosotros mismos somos los que decidimos si consumimos o no, seguramente muchos de ustedes en algún momento han dicho “yo no tomo, solo cuando voy a fiestas” o “solo fumo cuando salgo con mis amigos” o “yo no me drogo, solo a veces con mis amigos”, todo eso indica que el querer pertenecer a nuestro grupo de iguales, está provocando que adoptemos conductas que no son propias y que solo lo hacemos para sentirnos parte de.

Es importante tener en cuenta que no vale la pena consumir drogas para sentirse bien un ratito y encadenarnos a algo el resto de nuestra vida, porque recordemos que una conducta nos lleva a otra, como el efecto dominó.

Si todo esto no es suficiente, hay otros motivos que debes de tener presentes antes de decidir consumir drogas, el Instituto Nacional sobre el abuso de drogas, menciona  que “el abuso de drogas es un comportamiento que se puede prevenir. Sin embargo, los efectos prolongados de las drogas en el cerebro pueden llevar a la drogadicción, que es una enfermedad crónica y recurrente del cerebro”.

Seguramente podemos pensar que no pasa nada si solo la probamos unas cuantas veces; pero debemos saber que nuestro cerebro está diseñado para asegurar que repitamos las actividades que nos producen placer, o que nos dan una recompensa o gratificación. Lo mismo pasa con las drogas, pues estas estimulan el mismo circuito (circuito de recompensa), lo que hace que aprendamos a abusar de estas sustancias.

También es importante tener en cuenta que para toda acción hay una reacción, en el caso de las drogas las consecuencias pueden ser:
  • Vulnerabilidad a más de 60 enfermedades 
  • Afectación en la memoria, concentración y el aprendizaje
  • Pueden desencadenar trastornos mentales
  • Vulnerabilidad a la perdida de bienes materiales
  • Desempleo
  • Violencia
  • Problemas con la ley
  • Discriminación
  • Accidentes
  • Bajo desempeño académico

Para concluir, no está de más mencionar que para que alguien más nos valore, debemos de valorarnos y cuidarnos nosotros mismos, no vale la pena un ratito de placer por un tiempo indeterminado de sufrimiento. Tú decides si caes.


Referencias

Instituto Nacional sobre el abuso de las drogas (2006). Hable con sus hijos sobre las drogas y sus abusos. Recuperado el 29 de julio del 2015, desde:
https://d14rmgtrwzf5a.cloudfront.net/sites/default/files/juventud.pdf


Te agradezco el haber visitado nuestro blog Ayuda psicológica en línea. No olvides que semana a semana seguiré publicando artículos relacionados con la Psicología de las adicciones, para ayudarte a comprender el problema de las drogas.
Contáctame vía correo electrónico: marthaleons22@gmail.com o mándanos tus comentarios y con gusto te atenderemos.
Psic. Martha León
Desde algún lugar de Pachuca Hgo.

¿Neurótico yo?...eso es un problema de las personas enojonas, violentas…yo no!

A mi memoria viene una jovencita de unos 20 años que me preguntaba: ¿cree usted que yo soy neurótica?; comúnmente no suelo responder de inmediato a un cuestionamiento de tal envergadura. Así que permanecí unos segundos en silencio y de mi boca salieron las siguientes palabras: qué tal que lo investigamos juntas, además las etiquetas nunca ayudan mucho, menos aún cuando son negativas. Estos hilos de mi memoria conducen a otros en los  que en alguna junta en un grupo de doce pasos de AA (Alcohólicos Anónimos, Neuróticos Anónimos...), donde al presentarse las personas que participan comentan el “padecimiento” que les han dicho tienen, es común oír cosas como  “Hola, Soy  Fulana de tal y soy neurótica".

En este artículo  trataremos de  dilucidar qué conductas son propias de la neurosis y lo que significa la neurosis.


El ponerse la "etiqueta" de neurótico puede ser opcional, en algunas corrientes en psicología no se recomienda ponerse etiquetas pues se considera que una vez puestas es muy difícil quitárselas, en esas corrientes se habla de que una persona tiene conductas neuróticas, pero no se dice que es un neurótico.

En estas corrientes suele decirse que es mejor decir “Tengo algunas conductas neuróticas” ya que eso es totalmente modificable pues no compromete la esencia de la persona sino solo su conducta. Sin embargo en grupos de Neuróticos Anónimos se les pide que siempre tengan presente la enfermedad que quieren curar y por ello dicen "Soy neurótico"; a muchas personas les ayuda este enfoque para estar  al pendiente de sus reacciones y modificarlas.



La neurosis es muchos casos es considerada una “enfermedad” que resulta de la no adaptación de la persona a su ambiente. También se considera neurosis a la forma de ser por la cual se quiere hacer que la realidad se ajuste a los parámetros que la persona tiene en su cabeza.

Sea cual sea el caso, te consideres neurótico o con conductas neuróticas ambas situaciones te llevarán a querer modificar y dejar eso fuera de tu vida. Te compartimos algunas de las características principales de una persona con conductas neuróticas; lo ideal sería que analices cada una y contrastes con tu realidad:

1.    Inhabilidad para tomar conciencia y manejar sus emociones. Es común encontrar que una persona neurótica se niegue a hablar de cosas que le son muy dolorosas.


2.    Cuando tocan un tema de su vida doloroso lo evade y cambia de tema.


3.    Tener varios duelos inconclusos de mucho tiempo atrás.


4.    No se permite explorar donde hay dolor o miedo en su corazón


5.    Existe un nivel de ansiedad notorio. Pudiendo manifestarse en morderse las uñas, mover alguna extremidad de manera repetitiva y constante. Tiene tics faciales o corporales.


6.    Quejarse de su realidad pero no hacer nada para cambiarla

7.    Echar la culpa a los demás de las cosas malas que le pasan.


8.    Incapacidad de ver sus errores, siendo muy fácil para verlos en los demás. Repite los mismos errores ya que tiene conductas rígidas que no le permiten accionar de otra forma.


9.    Hipersensibilidad a las críticas


10. Razgos y conductas infantiles


11. Sentirse superior y mejor a los demás y siempre exalta sus éxitos y minimiza los de los demás. Considera que si alguien tiene la razón es él.


12. Esforzarse incesantemente para que la realidad encaje en sus ideas, nunca al revés.


13. Usar algún tipo de alimento o sustancia para calmar su estado de ansiedad.



Una persona neurótica se mantiene alejada de sus emociones pues con ello evita el dolor de tocar aspectos de sí que no le agradan o que tiene poco control sobre ellos. Utiliza mecanismos de defensa para mantenerse alejado de las cosas que le duelen o le dan miedo. Tiene la creencia errónea de que manteniéndose lejos de esas emociones o pensamientos va a evitar el sufrimiento. Sin embargo es todo lo contrario.


En general quien está aquejado por la neurosis, mantiene elevados estándares de ansiedad  (producto de ese ahogamiento de emociones) y busca a toda costa dejar de sentir esa ansiedad, haciendo , comiendo, ingiriendo lo que sea, en lugar de explorar de donde viene esa ansiedad y trabajarla.


Cuando se trabaja en psicoterapia, se busca información en el consultante para saber en qué momento se inició la desconexión con sus emociones y como dicha desconexión le llevó a repetir errores sin fin y a mantener un estado latente de ansiedad. Ayudando al consultante a reconocer en la actualidad:  cómo repite ésa desconexión, cómo se auto engaña, qué emociones le cuesta reconocer y expresar; qué necesidades profundas tiene negadas; qué mandatos tiene interiorizados y que le impiden contactar con sus necesidades; sus dificultades en la libertad de expresión; la falta de aceptación personal; los sucesos internos o externos que lo hacen desconectarse del presente; las partes infantiles y narcisistas que se quedaron sin evolucionar; su concepción de los límites, etcétera.

Siendo realistas, vivir en esta dimensión trae como consecuencia algún grado de neurosis. No es fácil vivir en ésta dimensión si consideramos que somos seres espirituales que hemos encarnado en un cuerpo. No obstante el grado de adaptación a esta dimensión y a sus reglas físicas y materiales nos permite vivir en el aquí y en el ahora. Sin embargo es útil y muy necesario nunca dejar se soñar y ponernos objetivos, pues a largo plazo ese rasgo de inconformidad sutil con lo que se es y con lo que se tiene da origen a nuevas y mejores formas de vivir en esta dimensión y a mejorar como especie. Así pues no podemos erradicar la inconformidad y la inadaptación al cien por ciento pues si analizamos bien, de los inconformes e inadaptados han surgido movimientos sociales, espirituales, que permiten vivir en mejores condiciones.

Suele ser muy recomendable estar al pendiente de nuestros niveles de ansiedad, siempre llegará algo a nuestra vida que nos pone ansiosos, lo terrible es que a veces se aprende a vivir con niveles altos de ansiedad y se le considera normal.

En un segundo artículo te comentaremos más a detalle las cosas que puedes hacer si es que sospechas que la neurosis se ha metido en tu vida.



Si te ha gustado o parecido útil el artículo, recomiéndalo. Nos vemos en la siguiente                                                                                                                                                           entrega!


Ramona Verónica Villeda Salinas
Pedagoga y psicoterapeuta

v_villeda@hotmail.com


@veronicavilleda



















Me siento mal porque no hemos podido tener hijos

“La sociedad tiene tradiciones y rituales para aceptar y asimilar la muerte. Con la infertilidad es distinto. No hay un funeral, no hay resucitación, no hay tumba donde poner flores. La familia y los amigos tal vez nunca se enteran. La pareja infértil llora sola” (Barbara Eck Menning)



El diagnóstico de un problema de infertilidad puede suponer una auténtica “crisis vital”, entendida ésta como una alteración del equilibrio emocional que genera desorganización, desesperanza, tristeza, ansiedad y confusión. La infertilidad, desde el punto de vista emocional y psicológico es una pérdida que implica la elaboración de un duelo.

Esta pérdida se puede vivir en diferentes fases: 
a) El embarazo no ocurre según los planes de la pareja. 
b) La pareja se somete a tratamientos y éstos no resultan exitosos.

En éste último, la elaboración del duelo se hace más difícil pues se trata de la pérdida de un hijo que nunca se ha concebido, ni se conoce, ni se ha visto, nunca nació. El duelo por la infertilidad posee características diferenciales con respecto a otros duelos, ya que se duela un deseo, una ilusión y no algo que se tuvo y luego se perdió, sino es algo que nunca existió. El proceso no se da como conmoción frente a la pérdida de un ser querido, sino a la pérdida de un proyecto de vida potencial. Además, debido a las esperanzas que producen los constantes adelantos en los tratamientos, la pareja pospone la fase de aceptación, siendo que es fundamental y necesario que la pareja viva un proceso de duelo con respecto a la infertilidad, pues difícilmente podrá “tapar” un dolor tan intenso y profundo (Arce, T.M. 2011).

Las etapas que puede atravesar  la pareja diagnosticada con infertilidad son las siguientes (no todas las parejas viven las etapas en el mismo orden, además éstas son vividas en forma diferente por cada persona):

 1.- Shock y negación: La pareja se queda en shock al enterarse o darse cuenta de que tiene un problema de infertilidad, utiliza sus defensas en un intento de negar la realidad dolorosa que está emergiendo. Racionaliza, evita y continúa buscando excusas a manera de salir de esto como por ejemplo: Pensar que el problema es, que ambos han trabajado mucho y necesitan vacaciones para poder tener sexo productivo. Que la infertilidad no les puede estar sucediendo a ellos.

2.- Ira o enojo: ¿Por qué yo? El enojo es probablemente la respuesta más común a cualquier situación en donde la persona se siente tratada injustamente, humillada, desechada o fracasada. La pareja infértil se siente incomprendida y el enojo aparece como una respuesta a todas las circunstancias desagradables. Después la ira y el enojo se dirigen del “yo” al “tú”, y se vierten hacia el cónyuge lo que puede volverse un problema al atacarse mutuamente. La presión psicológica en estos momentos es grande a través de reproches al otro o echándole la culpa de todo. Esto trae dificultades de comunicación y resentimiento, especialmente si existe un diagnóstico de que uno de los dos tiene un problema que impide el embarazo. A veces Dios es el destinatario del enojo. La pareja se siente abandonada por Él e ignorada en sus plegarias. Siente que Dios los castiga por algo malo que hicieron. 

3.- Negociación: es un arreglo que ante la desesperación, se hace con Dios o consigo mismo: se prometen cosas o se hacen mandas. “Si hago esto seguro me embarazo”.

 4.- Depresión: En este largo camino de la infertilidad, la pareja comienza a sentirse abandonada, desesperanzada, desesperada y desolada. 

5.- Culpa: es dirigida a veces al cónyuge, al doctor o al mundo en general. El sentimiento de culpa retrasa la recuperación ya que muchas veces se recurre interminablemente al pasado y hay hechos que se cuestionan como: “si yo no hubiera tomado pastillas” o “si hubiera estado en reposo”, “¿por qué me cuide?” A pesar de que los tratamientos para la infertilidad no pueden curar estos sentimientos, la pareja debe hablar de ellos para aprender a manejarlos y seguir adelante hacia la siguiente etapa. 

6.- Aceptación: Este es el proceso final del duelo. En la aceptación se puede hablar del problema aunque sepan que duele y que se puede vivir con este dolor al tratarlo adecuadamente. La pareja se adapta y controla la situación, en ese momento pueden ya tomar una decisión respecto al camino que seguirán. 

 “Después de la tempestad llega la calma”, la pareja vive momentos de calma, y es cuando se abren las puertas a caminos no pensados, ni planeados por ellos mismos, pero que los invitan a continuar una vida feliz. Es en esta etapa cuando la pareja puede plantearse la posibilidad de ejercer la paternidad a través de la adopción, realizarse como pareja sin hijos, o entregar sus vidas a ser misioneros, profesores, etc. (Girault, M.I.)

La infertilidad es uno de los temas más estresantes en las vidas de las personas que la padecen. Se habla de tres tareas que la pareja infértil debe hacer para adaptarse a la infertilidad:
- Reconocer el dolor de perder esa experiencia básica de la vida
- Restaurar una imagen corporal sana
- Evaluar la importancia de la maternidad/paternidad y determinar si otras actividades compensan o bien considerar otras formas de paternidad/maternidad.

Con frecuencia ocurre que las parejas infértiles si no han elaborado el proceso de duelo suelen no hablar del tema, como si al no hacerlo se pudiera evitar al otro o a sí mismo el dolor. Es tentador no hablar ni recordar lo doloroso. Así, muchas veces, uno de los miembros de la pareja, generalmente el que está en apariencia menos afectado emocionalmente por la infertilidad, ha optado por proteger a su pareja, no hablándole del tema, con lo cual no se permite recordar ni compartir los propios sentimientos al respecto. Así, cada uno vive su duelo en soledad, sin darse cuenta que si bien el hablar del sufrimiento implica abrir una herida, también permite curarla con mayor rapidez bajo la compañía y la contención de la pareja.

Es necesario dejar transcurrir un poco de tiempo; encarar la nueva realidad con una buena disposición anímica.  La dolorosa situación que supone ir aceptando que no se puede conseguir la paternidad biológica, que nuestro hijo no se va a parecer a nosotros y que habremos de explicar a los demás lo que nos ocurre, requiere su tiempo. Es necesario que el conflicto interno se resuelva y la frustración desaparezca, para que se asuma dicha realidad gozosamente y sin traumas. 

Sólo cuando nos hemos mentalizado positivamente, podemos comenzar a desarrollar el estado afectivo que requiere el trascendental paso de adoptar un niño. Cuando la infertilidad no es asumida adecuadamente y la pareja adopta, como una forma de curar la herida que ese hecho produce, puede hablarse de una motivación que puede poner en riesgo el éxito de una adopción.

Es frecuente encontrar entre las personas que adoptan la idea de que la paternidad/maternidad adoptiva es igual a la biológica, como si al borrar cualquier diferencia que existiese entre ambas permitiera, por una parte, anular los sentimientos propios del duelo por la infertilidad y, por otra, los dejará en condiciones de igualdad con aquellos que forman familia de manera biológica. El aceptar que hay diferencias, no tiene relación con poner en duda la solidez del vínculo afectivo que se puede generar entre padres e hijos adoptivos. De hecho, el aceptar que sí existen diferencias básicas es lo que permite asumir y llevar a cabo una sana maternidad/paternidad adoptiva.

Emociones asociadas al diagnóstico de infertilidad


En la sociedad de consumo en la que vivimos, en la que casi todo se puede comprar y vender, la aceptación de que se es infértil se hace muy complicada. La pérdida de la idea de fertilidad asociada a uno mismo es una pérdida difícil de asimilar.

Antes de recibir el diagnóstico, la pareja ya ha experimentado una serie de ciclos de esperanza y desesperanza asociados a varios intentos y fracasos de concepción.

Cuando una pareja es diagnosticada de infertilidad experimenta un duelo por la fecundidad perdida o por la reproducción natural. En casos en los que se precisa la intervención de donantes, el duelo se produce por la maternidad o paternidad biológica y la continuidad familiar.

Así, se genera un largo proceso de duelos por los hijos que no se van a tener, los nietos que no se tendrán, la imposibilidad de participar en una sociedad organizada para la vida en familia, etc…
En un primer momento, ante el diagnóstico de infertilidad, la pareja ha de vivir su duelo, experimentar su tristeza ante la pérdida, su ira, hasta poder aceptar dicha pérdida.

La pareja diagnosticada de infertilidad ha de ser consciente de que experimentará un proceso de duelo y de que tiene derecho a ello.
En estos procesos de duelo asociados al diagnóstico de infertilidad, el apoyo familiar a la pareja es esencial. En algunos casos puede ser necesario recurrir a ayuda psicológica especializada.
Frecuentemente es muy positivo que la pareja contacte con otras parejas en su misma situación a través de grupos de apoyo, foros…

REFERENCIAS:
Instituto Familia y Adopción “El duelo por la infertilidad. Recuperado de http://www.familiayadopcion.com/antes-de-adoptar-necesitas-saber/el-duelo-por-la-infertilidad/
Arce, T.M.(2011). La pérdida de la esperanza de dar vida (Tesina para obtener diplomado en tanatología). Recuperado de http://www.tanatologia-amtac.com/descargas/tesinas/80%20La%20perdida%20de%20esperanza.pdf
Serrano, M.M. (21, Julio, 2015). Recibir el diagnóstico de infertilidad: un proceso emocional difícl [Mensaje en u blog]. Recuperado de http://www.elbebe.com/quedar-embarazada/recibir-diagnostico-de-infertilidad-un-proceso-emocional-dificil

Gracias por haber visitado nuestro blog “Ayuda psicológica en línea” te recuerdo que próximamente estaré publicando más artículos e información sobre el tema de Duelo. Contáctame vía correo electrónico: Iliana.a.b.@hotmail.com o mándanos tus comentarios y con gusto te atenderemos. 
Psic. Iliana Barboza 
Aguascalientes, Ags.

BOTONES SHARE THIS

PUBLICACIONES MÁS LEÍDAS

¿Estás en Twitter?... SÍGUENOS!